Imprimir

Resumen

Existen sobradas evidencias de que la intervención más efectiva en asma es aquella que incluye educación sanitaria. La propuesta que realizamos es la de una educación basada en la Concordancia (método). La educación debe perseguir la máxima autonomía personal con el mejor autocontrol y control en familia de la enfermedad posibles (objetivos). La educación debe ser personalizada, escalonada, motivadora y debe ofrecer apoyos que aseguren el exito del proceso (estrategias). La  utilizacion de herramientas educativas (Tres Tubos, Poster de Inhaladores, Fichas informativas, etc) pueden contribuir de forma eficaz en el logro de los objetivos.

El papel de la educación sanitaria en el asma

En la actualidad resulta indiscutible el papel que la educación juega en el manejo de las enfermedades crónicas, y el asma no es una excepción. Su protagonismo en el asma es tan relevante que muchos programas y planes de intervención son descritos por sus responsables como Programas Educativos.
Se educa no sólo por el derecho de las personas a saber todo lo que necesitan acerca de su enfermedad, sino porque la intervención educativa en sí resulta una estrategia eficaz en el control a corto, medio y largo plazo del asma. La educación no es por tanto un complemento, un añadido o un extra en el proceso de intervención y seguimiento, sino parte fundamental del mismo1-7.
Los objetivos educativos deben estar perfectamente definidos y encaminados a una acción cooperativa del niño y la familia en la atención a su salud. También deben establecerse y reflejarse de forma explícita: las estrategias metodológicas, los contenidos, los profesionales implicados y sus diferentes roles, así como los mecanismos de evaluación del proceso educativo. 
Todo esto debe integrarse con el resto de acciones en un programa de atención al niño con asma.

Objetivos de la educación

La educación tiene como fin ultimo el mismo que el conjunto del programa de intervención: "lograr que el niño y su familia alcancen su calidad de vida diana, es decir aquella que tendrían si el niño no tuviera asma"

Para llegar a ese nivel de calidad de vida, deberían alcanzarse unas metas en salud (mejoría clínica y funcional, vida normal, etc), también comunes al programa de intervención sobre el niño con asma. Estas metas no siempre son plenamente alcanzables (por la severidad del asma en determinados casos, por la situación inicial al entrar en el programa educativo, etc). En dichas situaciones se trataría de aproximarse lo más posible al logro de dichas metas, y por tanto a la calidad de vida diana del niño y su familia.
La educación tiene un objetivo que le es propio: lograr que los padres y el niño tomen decisiones autónomas positivas sobre su asma, dentro del contexto de un programa educativo; objetivo general que a su vez se desglosa en una serie de objetivos específicos, que se describen a continuación: 

ÁRBOL DE OBJETIVOS

1. Fin del programa de intervención

Que el niño y su familia alcancen su calidad de vida diana

2. Metas en salud

a) Ausencia de síntomas y crisis-exacerbaciones

b) Lograr que el niño lleve una vida normal, incluido el deporte

c) Mantener la función pulmonar dentro de limites normales

d) Prevenir la limitación crónica del flujo aéreo

e) Evitar los efectos secundarios de la medicación usada en el asma y cuando sea posible eliminar la medicación

3. Objetivos de la educación

General

Lograr que los padres y el niño tomen decisiones autónomas positivas sobre su asma, en el contexto de un programa educativo

Específicos

a) Comprender el diagnóstico realizado al niño
b) Adquirir conocimientos sobre el asma
c) Adquirir habilidades y destrezas
d) Modificar actitudes, comportamientos y estilos de vida
e) Lograr el autocontrol y control en familia del asma

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn