Imprimir

logo-florido

Resumen

El aire que respiramos influye decisivamente sobre la salud respiratoria de la población y especialmente en la infancia y las personas de edad avanzada que son las más vulnerables. La contaminación ambiental es un factor de primer orden para el deterioro de la salud en general y especialmente la salud respiratoria. La contaminación proviene de varias fuentes: 1.  del interior (de la vivienda o de la escuela), 2 del exterior procedente del tráfico de automóviles y de la industria. En esta sección vamos a intentar responder a preguntas relacionadas con la influencia de la contaminación y la salud en la infancia y adolescencia.


 

¿Puede la contaminación ambiental agravar la infección por SARS-CoV2 ?

Si, como consecuencia de una exposición prolongada a un ambiente contaminado las personas padecen con más frecuencia una serie de enfermedades (cardiovasculares , endocrinas, respiratorias) que a su vez son factores de riesgo para padecer una enfermedad COVID-19 grave. Esto fue expuesto en un estudio llevado a cabo en 71 provincias italianas (a 27 de abril de 2020) con los datos de calidad del aire correspondientes a las concentraciones promedio en los años 2016 a 2020 (1)

COVID-19 contaminacion

Environ Pollut. 2020 Sep;264:114732 https://doi.org/10.1016/j.envpol.2020.114732


En la misma línea, un estudio realizado en los EE.UU, observó una mayor proporción de muertes en personas de raza negra en Nueva York, donde se detectaban altos niveles promedios de material particulado PM2.5. Concluyeron que las comunidades de color de bajos ingresos han tenido exposiciones históricas a niveles más altos de contaminación del aire y esa exposición crónica empeora las enfermedades subyacentes, muchas de las cuales representan factores de riesgo para COVID-19 grave (2).

Tanto PM2.5 como PM10 conducen a una inflamación sistémica con una sobreexpresión de PDGF, VEGF, TNFa, IL-1 e IL-6,  incluso en sujetos sanos, no fumadores y jóvenes,  directamente relacionado con la duración de la exposición al contaminante (3). Las personas mayores con una exposición prolongada a la contaminación poseen un sistema inmune debilitado, por lo que el virus se propagaría de forma más eficaz produciendo daño tisular, liberación masiva de citoquinas proinflamatorias, hiperinflamación pulmonar y síndrome de insuficiencia respiratoria aguda, que es la principal causa de mortalidad por COVID-19. 

Según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Chan Harvard T.H. que utilizó los datos recopilados de aproximadamente 3000 condados de EE. UU. reveló que el aumento de solo 1 microgramo/m3 en la exposición crónica a PM2.5, aumentó la tasa de mortalidad en un 15% (4).

    1.  Fattorini D, Regoli F. Role of the chronic air pollution levels in the Covid-19 outbreak risk in Italy. Environ Pollut. 2020 Sep;264:114732. doi: https://doi.org/10.1016/j.envpol.2020.114732
    2. Brandt EB, Beck AF, Mersh TB. Air pollution, racial disparities, and COVID-19 mortality. J Allergy Clin Immunol 2020. https://doi.org/10.1016/j.jaci.2020.04.035
    3. Pope 3rd C.A., Bhatnagar A,  McCracken JP, et. al.  Exposure to fine particulate air pollution is associated with endothelial injury and systemic inflammation. Circ. Res. 2016; 119 (11), 1204e1214.
    4. Wu X, Nethery RC, Sabath BM, et al. Exposure to Air Pollution and COVID-19 Mortality in the United States. medRxiv. 2020. doi: https://doi.org/10.1101/2020.04.05.20054502.t 

 

 


¿Hay pruebas de que el tabaquismo pasivo aumente el riesgo de asma en los niños?

Son numerosas las pruebas que ponen de manifiesto la influencia del humo de segunda mano en el desarrollo de asma y en los síntomas y exacerbaciones del asma en la infancia, adolescencia y la vida adulta.

Una reciente revisión sistemática de 26.970 estudios identificados de los que 93 estudios  reunieron criterios de elegibilidad para realiar un metanálisis concluye que hay una asociación positiva entre la exposición al tabaquismo pasivo prenatal y posnatal y la aparición de asma infantil, o un síndrome similar al asma y sibilancias. 

Resultados globales

En general, un total de 78 estudios informaron asma diagnosticada por un médico, 33 informaron sibilancias y 8 informaron síndrome similar al asma, y los resultados agrupados para las asociaciones entre la exposición al humo de tabaco ajeno y la oresencia de síntomas asm´çaticos fueron contudentes.  Hubo asociaciones significativamente positivas entre la exposición al humo de tabaco ajeno y el asma diagnosticada por un médico (OR = 1,24; IC del 95% = 1,20 a 1,28), sibilancias (OR = 1,27; IC del 95% = 1,23 a 1,32) y síndrome similar al asma (OR = 1,34 ; IC del 95% = 1,34‐1,64).

Las probabilidades de presentar sibilancias son mayores que las del asma diagnosticada por un médico, pero menores que las de un síndrome similar al asma. Las probabilidades seguían existiendo al agrupar la exposición en condiciones prenatales y posnatales, con mayor OR mostrado por la exposición materna prenatal en comparación con la exposición postnatal al humo de segundo mano (HSM). En otras palabras, a pesar de la alta heterogeneidad, la exposición materna prenatal tiene un impacto mayor que la exposición postnatal al HSM en los tres resultados (exposición materna prenatal versus exposición postnatal al HSM: para asma diagnosticada por un médico, OR = 1,25 vs OR = 1,24, para sibilancias OR = 1,28 frente a OR = 1,26 y síndrome similar al asma OR = 1,60 frente a OR = 1,30).

Exposición prenatal al tabaquismo materno

feto fumandoEn términos de exposición materna prenatal al tabaco, el tabaquismo materno prenatal desempeñó un papel más importante que el de la exposición de la madre al humo de tabaco ajeno en la inducción de asma diagnosticada por un médico (tabaquismo activo: OR = 1,26;  vs tabaquismo pasivo: OR = 1,09; pero el caso fue opuesto para las sibilancias, donde el tabaquismo pasivo materno prenatal planteó mayores riesgos para que los niños desarrollaran sibilancias (tabaquismo activo: OR = 1,25; frente a tabaquismo pasivo: OR = 1,36; 

Exposición posnatal al tabaquismo materno

La exposición posnatal se diferenció en tabaquismo paterno  posnatal , tabaquismo materno posnatal y una exposición combinada de tabaquismo materno durante y después del embarazo. Se encuentra un riesgo significativamente mayor en los niños expuestos al tabaco para la aparición de asma diagnosticada por un médico.

Los niños expuestos al tabaquismo materno posnatal son más propensos a presentar sibilancias que los expuestos al tabaquismo paterno posnatal ; no obstante, en comparación con el tabaquismo materno, el tabaquismo paterno tendió a presentar un mayor riesgo de asma diagnosticada por un médico

El efecto del tabaquismo materno durante el embarazo y la crianza del hijo fue mucho mayor que el tabaquismo materno durante el embarazo o solo después del parto en el asma diagnosticada por médicos.

Comentarios

Sin perjuicio de la duración y frecuencia de exposición, todos los tipos de exposición al humo de tabaco ajeno representan un alto riesgo para que los niños desarrollen asma y alteren la función pulmonar. Por lo tanto, los padres deben prestar atención a la prevención de cualquier exposición al tabaco, y las autoridades sanitarias y el gobierno debe lograr la regulación del medio ambiente y la educación prenatal, preservando un ambiente limpio y saludable para los niños

Fuente: 1

 


 ¿Son los niños son más vulnerables a la contaminación que los adultos?

La respuesta es SÍ. Los niños son más susceptibles que los adultos a los efectos de la contaminación del aire del medio ambiente debido a su comportamiento y factores fisiológicos. Los niños pasan más tiempo al aire libre dedicados a la actividad física y se exponen a una mayor dosis de polución (Praena). Los niños tienen un menor tamaño que los adultos y respiran más cerca del suelo, exponiéndose a concentraciones más altas de la mayoría de los contaminantes del aire, ya que estas sustancias tóxicas se asientan en el suelo. Un estudio realizado en Barcelona mostró que al pasear por avenidas de mucho tráfico se produce una mayor afectación de los niños, en comparación con los adultos. La frecuencia respiratoria de los niños es mayor y de tipo bucal, lo que empeora la entrada de contaminantes a sus vías respiratorias. El volumen de aire por unidad de peso corporal que respiran los niños es mayor que en los adultos. Por otra parte, los sistemas de desintoxicación en el niño están poco desarrollados y pueden causar un daño mayor al no poder metabolizar compuestos dañinos en metabolitos menos tóxicos.

 Praena Crespo M. Factores ambientales y patología respiratoria del niño. Pediatr Integral 2016; XX (2): 103–108.


 

¿La exposición a la contaminación  durante los períodos preconcepcional y prenatal, puede representar un mayor riesgo de desarrollar neumonía infantil?

Respuesta: La asociación entre la exposición de los padres al SO2 durante el período preconcepcional y prenatal y la neumonía infantil estratificada por sexo y temperatura de los niños ha sido demostrada en un estudio realizado en China(Lu et al.). Como se  observa en la figura 1 que nos presenta el estudio, los niños y las niñas son más sensibles a los efectos de la exposición preconcepcional y prenatal al SO2 para tener neumonía. También datos procedentes del estudio que se muestran en la figura 2,  indican que que aquellos que viven en zonas de alta temperatura son más susceptibles  que los que viven en zonas de menor temperatura.

El estudio destaca que 

1-s2.0-S0147651320316961-gr1 lrg

 

Figura. 1. Odds ratio (IC del 95%) de neumonía infantil por exposición a la contaminación del aire industrial (SO2) durante diferentes ventanas de tiempo estratificadas por sexo del niño (n = 1510). Los OR se ajustaron para todas las covariables en la Tabla 1 que se presenta en el estudio (Lu et al.)  y la temperatura del aire exterior durante cada ventana de tiempo (• niños; 〇 niñas).

 

 

 

 

 

1-s2.0-S0147651320316961-gr2 lrg

 

Figura 2. Odds ratio (IC del 95%) de neumonía infantil por exposición a contaminantes del aire relacionados con la industria durante diferentes períodos de tiempo estratificados por temperatura (n = 1510). Los OR se ajustaron para todas las covariables en la Tabla 1 del estudio (Lu et al.) y la temperatura del aire exterior durante cada ventana de tiempo (• Baja temperatura; 〇 Alta temperatura).

 

 

 

  

Lu C, Peng W, Kuang J, Wu M, Wu H, Murithi RG, Johnson MB, Zheng X. Preconceptional and prenatal exposure to air pollution increases incidence of childhood pneumonia: A hypothesis of the (pre-)fetal origin of childhood pneumonia. Ecotoxicol Environ Saf. 2021 Jan 8;210:111860. doi: 10.1016/j.ecoenv.2020.111860. Epub ahead of print. PMID: 33421724.


 


  ¿La contaminación puede influir negativamente en el desarrollo cognitivo?

Respuesta. La respuesta es SÍ. Según  un estudio realizado en 39 escuelas de Cataluña (Sunyer J et al.) en el que se analizó  la calidad del aire en la ciudad diariamente determinando los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) y del carbono elemental en filtros de partículas < 2,5 μm (PM2,5),  y en dos ocasiones en las escuelas y al mismo tiempo se determinó el desarrollo cognitivo prospectivamente. Se clasificaron las escuelas según los niveles de contaminación en altos y bajos, titularidad pública-privada e índice de vulnerabilidad socioeconómica del barrio (basado en el nivel de educación, desempleo y ocupación). Asimismo, se midieron: temperatura y humedad media diarias, exposición a largo plazo a NO2 y CE en el hogar, estimados según la dirección postal geocodificada, y una medición del ruido escolar en cada clase. El desarrollo cognitivo se evaluó mediante cambios a largo plazo en la memoria de trabajo y la atención. Desde enero de 2012 hasta marzo de 2013, los niños fueron evaluados cada 3 meses en cuatro visitas repetidas, utilizando pruebas computarizadas en series de aproximadamente 40 minutos de duración. Los investigadores seleccionaron la memoria de trabajo y las funciones de atención (porque crecen de manera constante durante la preadolescencia).

Se incluyó un total de 2.715 (93,7%) niños con datos completos (es decir, resultado repetido al menos dos veces y datos individuales sobre la educación materna y la edad). Realizaron 10.112 (93,1%) pruebas. Se incluyó una interacción entre la edad en cada visita y la contaminación del aire de la escuela para capturar los cambios en la trayectoria de crecimiento asociados con la exposición a la contaminación del aire de la escuela. 

Resultados: La diferencia en el cambio de 12 meses en la memoria de trabajo entre las escuelas de baja y alta exposición fue estadísticamente significativa. En la línea de base, la diferencia en la memoria de trabajo entre las escuelas de baja y alta exposición fue de 5.3 puntos, mientras que después de 1 año esta diferencia aumentó a 9.9 puntos, lo que representa un aumento del 4,1% (IC del 95%: 1,5% -6,8%, p = 0,0024) en la diferencia en la memoria de trabajo. Por lo tanto, los niños de las escuelas con alta contaminación atmosférica tuvieron una menor mejora en el desarrollo cognitivo en comparación con los niños de las escuelas emparejadas con poca contaminación (Figura 1)(p. Ej., 7,4%, IC del 95%: 5,6% -8,8%, versus 11,5%, IC del 95%: 8,9% –12,5%, aumento de 12 meses en la memoria de trabajo) (Figura 1). Se encontraron efectos similares para los otros parámetros cognitivos (Sunyer J, et al.).

pmed.1001792.g002

Figura 1. El desarrollo de la memoria de trabajo en una escuela de alta o baja contaminación del aire. Línea discontinua = alta contaminación del aire por tráfico; línea continua = contaminación del aire de poco tráfico; el sombreado gris indica IC del 95%. Ajustado por edad, sexo, educación materna, nivel socioeconómico del vecindario residencial y exposición a la contaminación del aire en el hogar; escuela e individuo como efectos aleatorios anidados en 2.715 niños y 10.112 pruebas de 39 escuelas. (Sunyer J, et al.)

 

 

 

 

 

 

 

Sunyer J, Esnaola M, Alvarez-Pedrerol M, et al. Association between traffic-related air pollution in schools and cognitive development in primary school children: a prospective cohort study. PLoS Med. 2015;12(3):e1001792. Published 2015 Mar 3. doi:10.1371/journal.pmed.1001792

NOTA: Este trabajo ha recibido una valoración crítica publicada en Evidencias en Pediatría. Ochoa Sangrador C, Andrés de Llano JM. La contaminación urbana por tráfico podría afectar a la atención escolar infantil. Evid Pediatr. 2017;13:42.


 

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn